Cómo vestir para ser la invitada perfecta

Cómo vestir para ser la invitada perfecta

Nos vamos de boda, de comunión o de bautizo. Estamos en época de ceremonias, pero aunque normalmente metamos todas en el mismo saco, en cuestión de estilo no tienen mucho que ver. 

Las comuniones y bautizos son ceremonia religiosas en las que los protagonistas son los niños y el look debería ser menos sofisticado que en el caso de una boda.

Si estás invitada a una boda no dejes de leer los consejos de esta semana.

A la hora de elegir tu look para la boda, lo primero que debes de tener en cuenta es el parentesco o proximidad que tienes con los protagonistas. Nunca se debe eclipsar a los novios, los padrinos, hermanos o familiares más cercanos. La novia es la que se llevará todas las miradas, seguida de la madrina, y aunque el novio y el padrino son igual de importantes en la ceremonia, siento deciros que ocuparán un segundo plano. Aún así, los chicos cada vez se cuidan y arriesgan más, buscando llenar el sitio  que deben ocupar por derecho.

Por lo tanto, piensa que la notoriedad y vistosidad de tu look debe ser proporcional a la proximidad e importancia que tengas en la ceremonia.

Como siempre, piensa en lo que te sienta mejor y te hace sentir mejor. No te disfraces. 

A continuación identifica tu prioridad: que tu estilismo sea elegante, innovador, romántico, femenino… Nada es mejor ni peor. Tu imagen habla de ti, no lo olvides.

Y, por supuesto, debes adaptarte al tipo de ceremonia o evento. No es lo mismo una boda de día, en la que debes ir de corto, puedes lucir pamela, colores claros y estampados; que una boda de tarde-noche en la que tu vestido puede ser largo, lucirás tocado y no pamela, colores lisos y algo más sobrios. Si la boda es en la playa o en una ermita, el  look será más sencillo que si la boda se celebra en una catedral.

Parece que son detalles obvios pero te aseguro que muchas personas visten de manera poco apropiada a la hora de acudir a una boda o una comunión, ya sea por exceso o por defecto. No es la fiesta de fin de año, pero tampoco debemos vestir como si fuéramos a la oficina.

Si no quieres invertir mucho dinero, un vestido sencillo con unos complementos llamativos será una estupenda opción. Si vas a llevar una pamela o un tocado llamativos, tu vestido debe ser sobrio.

Los colores intensos, ya sean en un total look o combinados entre sí, siempre son favorecedores. En este caso elige prendas de cortes  y líneas sencillas, para que el color sea el protagonista.
Cómo vestir para ser la invitada perfecta

Otra opción es que elijas algún detalle o prenda de tendencia. Esta temporada, los monos, los estampados, los hombros al aire y los volantes te harán ir a la última.

Si la boda es de tarde-noche puedes elegir un vestido largo, aunque también puedes ir de corto   u optar por un pantalón palazzo, ancho y fluido, que te dará un estilo sofisticado. Los colores serán más oscuros y sobrios. Recuerda que el blanco está destinado a la novia, y aunque no se recomienda tampoco el negro, cada vez son más la invitadas que lo utilizan. Yo personalmente prefiero sustituirlo por otro color oscuro como el verde botella, azul noche o morado oscuro. Están permitidos los brillos, pero con moderación.

Otra tendencia, que cada vez se utiliza más, es mezclar prendas de distintos estilos; una falda de fiesta con un top básico o una camisa sencilla; un pantalón con brillo y una camiseta… invierte en prendas que luego puedas utilizar.

Y si tienes dudas, nosotros contamos con servicios específicos  para bodas, tanto para los novios como para los invitados.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *