Imagen Personal para tu vuelta al trabajo

Es difícil decirle adiós a los outfits veraniegos y sustituirlos por los previsibles estilismos de oficina, cambiar las chanclas de playa por los sufridos tacones…

Lo peor es que nos enfrentamos a aquella temible pregunta que diariamente nos hacíamos y de la cual apenas te acordabas, ¿qué me pongo hoy?

Pero tranquila, con éstas claves volverás a la oficina con más estilo que nunca.

 

  • Lo primero de todo, adáptate al dress code de tu empresa y viste acorde al ritmo de tu agenda. Ten en cuenta las actividades del día, dónde vas a estar,  con quién te vas a reunir, si tienes una comida de trabajo o la exposición de un proyecto nuevo…
  • Refuerza tu imagen destacando tus puntos fuertes; colores, tejidos, cortes… que según tu tipo de cuerpo y rostro te favorecen más.
  • Moderniza tu estilo incorporando a tus looks de oficina los must have de tendencia este otoño/invierno:  blusas con lazada al cuello, culottes o faldas con vuelo y blazers oversize.
  • Crea combinaciones en sentido vertical, con líneas, color o formas,  psicológicamente crean la impresión de autoridad y seriedad, transmitiendo seguridad y confianza, imprescindibles para una reunión o evento importante. Además te estilizarán, creando la impresión de ser más alta y delgada.
  • El marsala sigue siendo el color del año, pero el azul klein viene pisando fuerte. Puedes combinarlos con colores neutros, en contraste o en un look monocromático, para un estilo minimalista y elegante.
  • Por último, juega con los complementos, ya que son la clave de nuestros looks; te servirán para diferenciarte y actualizar tu imagen personal. Invierte en accesorios que definan tu personalidad. Son un elemento importante para transmitir los valores de tu marca personal.

Recuerda que tu imagen te posiciona.  

Si te quedan dudas o quieres saber más sobre este tema, te invito a que contactes conmigo o asistas a nuestro curso de Marca Personal, que comienza el próximo mes de Octubre.    

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.