HAZTE VISIBLE

HAZTE VISIBLE

 

 

María pasa a la acción  

María tiene un nuevo proyecto empresarial y necesita darlo a conocer. Ha creado su perfil en redes sociales, tiene un blog y a menudo acude a reuniones de networking.

Empieza a visitar posibles clientes, proveedores y colaboradores. En las primeras reuniones ya nota que se siente insegura.

Está segura de sus capacidades profesionales, tiene mucha experiencia e ideas innovadoras. Es buena comunicadora, pero su imagen le crea inseguridad.

Es una mujer inteligente y nunca se ha preocupado demasiado por esos temas, pero sabe que una persona con una buen imagen obtiene una mejor valoración de sus aptitudes y cualidades.

Tiene claro que:

Una buena primera impresión puede abrir muchas puertas. 

Es imprescindible diferenciarse.

Decide pasar a la acción y llevar a cabo un plan para potenciar su imagen personal basado en 7 pasos:

Identifica sus cualidades: Es dinámica y creativa. Tiene unas bonitas piernas, pero siempre lleva pantalones. Utiliza ropa cómoda y bastante neutra.

Descubre qué sensaciones transmite su imagen en los demás: cuando la conocen, casi todo el mundo la percibe como una persona seria y clásica. Pasa desapercibida.

¿Es así como quiere que la vean?: No, quiere que la vean como una persona creativa y femenina. Quiere que la elijan y para ello necesita destacar.

Sintoniza con su público objetivo: trabajará sobre todo con profesionales independientes, en muchos casos, creativos. No suelen ir de traje, pero sí con americana. No necesita una imagen demasiado clásica y formal, pero quiere transmitir credibilidad. Decide incorporar faldas y vestidos a su indumentaria de trabajo, que combinará con algún complemento de diseño que muestre su personalidad. Prendas formales combinadas con otras más  casuales.

Diferenciación: marcará algún punto de atención o captador de imagen en su estilismo. Un anillo, colgante o brazalete llamativo sobre prendas sobrias. Unos zapatos espectaculares o un corte de pelo vanguardista…

Demuestra sus valores:  Mostrará su creatividad. Si su indumentaria es clásica, incorporará algún detalle de tendencia. Combinará distintos estilos y texturas: vestido negro clásico con cazadora de cuero, falda lápiz con camiseta… Nunca un total look.

Comunicará según sus necesidades: Seguridad con prendas estructuradas; jovialidad con un toque de color; dinamismo con tejidos con movimiento; accesibilidad con tonos cálidos.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *