Protégete frente al sol

Protégete frente al sol

Esta semana queremos hablar del sol, gran protagonista en esta época y que tanto disfrutamos. La exposición al sol tiene beneficios y efectos negativos, por eso os dejamos unas claves para una buena protección frente al sol.

Sin embargo, la exposición al sol tiene efectos nocivos si no lo hacemos con protección. Esto se debe a las radiaciones solares ultravioletas (UV) que provocan eritema solar (quemaduras), daño ocular, cáncer, fotoenvejeciemiento, alteraciones inmunitarias… Los tipos de UV son: UVA, UVB y UVC, siendo este último absorbido por el ozono y muy peligroso. Así, los cosméticos de protección solar nos deben proteger de la radiación UVA y UVB y, para una buena protección, debemos conocer los siguientes datos:

  1. Existen tres tipos de filtros solares:
    • Químico: absorben la energía de los rayos solares y la liberan en forma de calor, rotación o vibración de forma imperceptible para nosotros.
    • Físico: dan un aspecto blanquecino que hace que los rayos solares se reflejen, siendo muy buenos filtros.
    • Fisicoquímicos: combinación de los dos anteriores.

 

  1. Hay 6 fototipos dependiendo del color de la piel, siendo el fototipo I el tipo de piel muy blanca y el fototipo VI la piel negra que no se quema.

 

  1. Podemos calcular el tiempo de exposición solar antes de la aparición del eritema solar teniendo en cuenta el índice de protección solar (IPF) del cosmético mediante la siguiente fórmula: X*IPF (siendo X el tiempo antes de que aparezca el eritema solar sin protección). Por ejemplo, un fototipo II que tarda 6 minutos en quemarse y usa un cosmético con un IPF 15: 6*15=90 minutos protegido.

 

  1. No debemos olvidar que es orientativo, hay que tener en cuenta otros factores que reducen el tiempo de exposición segura:
    • El sudor elimina el cosmético.
    • El roce, por ejemplo, de prendas.
    • Nos aplicamos mal la crema, insuficiente cantidad o nos la extendemos mal.
    • Con el baño, aunque sea resistente al agua pierde eficacia.

En definitiva, el sol en su justa medida tiene múltiples beneficios y tomando las medidas adecuadas podremos disfrutar plenamente de él. Así no os olvidéis del protector solar, auqnue no vayamos a exponernos directamente. Y de cambiarlos de un año para otro, ya que pierden eficacia.

Si ya tienes la crema, ¡solo te hace falta buscar tu bañador perfecto! En este enlace te refrescamos la memoria para encontrarlo: En busca del bañador perfecto según tu cuerpo y estilo.
¡FELIZ SEMANA!

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *